propuesta_noviembre_13

62 Las autoridades están dispuestas a apoyarnos. Yo les planteé hace poco a INDAP (...) El gobierno tiene que pensar esa parte, tener un poco… apoyo que nos están dando, pero que sea provechoso. Porque si no, de aquí en adelante, vamos a desaparecer los altiplano no…si ya, los adultos mayores no somos capaz como antes…¡Nos gusta, sí! Tener animales: alpacas, llamos, todo eso, ovejas, vicuñas también, pero estamos todos… todos viejos (...) Adónde vamos. Me preocupo yo (don Germán Flores Mamani, conversación personal, 13/05/2023) Las palabras de don Germán reflejan la necesidad urgente de mirar a las alturas, como el cóndor, y hacer lo que se debe hacer para que no se pierda una cultura que ha sido transmitida por tantas generaciones y que es fundamento y sustento del pueblo aymara. Como la misma etimología del concepto cultura, es preciso cultivar el suelo si queremos que este sea fértil y propicio para que nuevas semillas puedan germinar en él. La ganadería aymara es asidero cultural en cuanto materializa a través de su práctica cotidiana un universo gigantesco de símbolos, significados, relaciones humanas y, a su vez, vínculos entre lo humano y lo divino, entendiendo que todo lo que nos rodea tiene un carácter sagrado, y que todo ello debe estar en armonía para mantener el equilibrio entre las energías del Manqha Pacha, Alax Pacha y Aka Pacha.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy