HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: a 50 años del Golpe de Estado

HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: A 50 años del Golpe de Estado ~50~ El Día, 16-17 de octubre de 1973. Fuente: Museo de la Memoria, región de Coquimbo. Así lo comencé a hacer; pero cuando llevaba la cuenta de doce me faltó escalón y caí al suelo. Apenas caído me comenzaron a dar infinidad de culatazos, puntapiés en los testículos y golpes por todo el cuerpo … no pensando en nada solo atiné a insultarlos y pedir a gritos que – finalmente– procedieran a quitarme la vida y no sufrir más”. El mismo protagonista relata más adelante que era “colgado desnudo y bien atado, se me golpeaba con la culata de los fusiles y con los puños, e ignoro con qué otra cosa, hasta estar casi desfalleciente. Una vez en ese estado, gritando de dolor, se me obligaba, tirándome de los pabellones de los oídos, a echar la cabeza hacia atrás. Estando en esa posición me volvían a golpear nuevamente y aprovechando uno de mis gritos se me introducía algo en la boca que me hacía inútil el querer cerrarla, se me mantenía la cabeza hacia atrás, percibiendo unas manos enguantadas que me ataban un alambre en el Las 15 víctimas de la Caravana de la Muerte: entre ellos están los 7 vinculados al agro; Oscar Aedo, José Araya, Jorge Contreras, Oscar Cortés, Víctor Escobar; Manuel Marcarian y Gabriel Vergara. dedo de un pie, comenzando a sentir el sonido de una máquina, y me colocaban una punta de otro alambre dentro de la boca, tocando las obturaciones dentales. El dolor era tan terrible que no puedo describir como era el sufrimiento, un dolor y un sufrimiento tan intensos que también me hacían perder el conocimiento (al final me hicieron saltar las obturaciones

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy