HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: a 50 años del Golpe de Estado

HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: A 50 años del Golpe de Estado ~28~ tuvo su época de gloria en el valle del Huasco durante el siglo xix y que todavía mantiene alguna significancia dada la trashumancia que lleva a muchas personas de la minería a la agricultura y el pastoreo y viceversa. La región de Atacama, el acceso norte del Chile tradicional, se ha caracterizado por la dispersión geográfica y una escasa presencia de la ruralidad. La gente de ese mundo se agrupa en general en comunidades que habitan en torno a las cuencas a más de dos horas de distancia de la capital regional, áreas rezagadas donde es muy difícil acceder. Avelino Araya, encargado de comunicaciones de INDAP Copiapó, cree que ese fue el motivo por el cual “las noticias del golpe en la ruralidad llegaran tarde”16. Algo similar plantea la periodista Jessica Acuña, residente en Copiapó quien ha investigado el tema de la represión en la región: “aquí el mundo rural es distinto a otras partes. Aquí, por ejemplo, está el sindicato de leñadores de Tierra Amarilla que son collas… muchos de ellos no tienen educación vivían en las aguadas, vivían del pasto, la alfalfa, la recolección de leña y la crianza de cabras”17. En general, en el mundo rural de la región hay mucha trashumancia que va de la ruralidad, en especial desde los valles transversales de la región de Coquimbo, a la minería y de vuelta cuando hay épocas de sequía tal como lo describe bastante bien en su texto autobiográfico José Campusano18. Y si bien las secuelas del impacto del día 11 de septiembre llegaron en general con días de retraso, y golpearon duramente, en especial al mundo minero, no estuvieron exentos de lo mismo los campesinos y sus familias. Jessica Acuña tenía tres años al momento del golpe. Siendo ya adulta pudo entender el vago recuerdo que tenía de esos días “12, 13 o 14 de septiembre, vivíamos en calle Maipú en un segundo piso, leyendo este libro – se refiere a Historia de los ejecutados y detenidos desaparecidos del PRAIS local-, logré entenderlo. En el primer piso estaba la sede del PS. Recuerdo que estaba con mi hermano abrazados al momento que los militares allanaron metralletas en ristre el local y se escuchaban muchos gritos de mi padre diciéndoles que allí había también niños”19. Don Guillermo Castillo Luna, es un próspero pequeño agricultor que, como casi todo el mundo en la zona, también fue minero. Tiene un par de hectáreas en la localidad de San Pedro, distante 25 kilómetros de la ciudad de Copiapó. Recuerda que se desempeñaba por esos días en el mineral de Potrerillos: “llegamos a trabajar y ahí estaban los preparativos para defender al presidente. Por la radio, que estaba 16 Conversación con Avelino Araya, Copiapó, 13 de febrero de 2023. 17 Conversación con Jessica Acuña, Copiapó, 12 de febrero de 2023. 18 José Campusano, Sembrando horizontes, Ediciones Horizontes, 2013, pp. 35-72. 19 Conversación citada con Jessica Acuña.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy