HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: a 50 años del Golpe de Estado

HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: A 50 años del Golpe de Estado ~170~ dedos, en el estómago e incluso algunos se encontraban degollados y con sus testículos cercenados, sin poder observar huellas de impactos de bala en los restos”244. La revista Evangelio y Sociedad, número de septiembre-octubre de 1990, señala: “Muchos de los familiares de estos obreros evangélicos vieron que la iglesia a la que pertenecían no actuó correctamente, debió haberles dado respaldo a las familias en vez de ‘pedirles olvidar todo’ y uno de ellos llamado Juan Aceitón (que perdió 5 familiares) decía ‘responsabilizar directamente a los pastores de no haber dado orientación a los 60 huérfanos que dejó esta matanza, muchos de ellos son ahora drogadictos o alcohólicos. Pero la gente no abandona la iglesia ya que tienen la idea que, si cometen errores los pastores, Dios no tiene la culpa”245. En el contexto de la operación “retiro de televisores”, de diciembre de 1978 y ante la aparición de los cadáveres de 15 víctimas en los hornos de Lonquén246, dada por Pinochet, los cuerpos de las víctimas fueron trasladados a un sitio que se desconoce. Son todos detenidos desaparecidos. Otra ola de víctimas fatales del complejo maderero Panguipulli se produjo el miércoles 10 de octubre cuando al interior del complejo, en el sector Liquiñe, fueron detenidas 15 personas, 244 Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, Volumen I, op. cit, pág.391. 245 Héctor Araya Hernández, op. cit., pág. 235. 246 El año 2004, el juez Guzmán y el Departamento Quinto de la Policía de Investigaciones recibieron el testimonio de un suboficial de Inteligencia que señalaba haber recibido un criptograma categoría A–1 -nomenclatura que determina el nivel de urgencia y secreto de la misión– mientras estaba en el Regimiento Húsares de Angol, el año 1979. El relato sin pausa detalla datos y situaciones que hablaban del contexto de la época y comenzaba a dar cuerpo a una serie de vacíos que habían quedado tras la apertura de fosas en Liquiñe y otros puntos del país. Según su declaración, por la categoría del criptograma había corrido a la máquina decodificadora para descifrarlo. Cuando lo pudo leer, al ver que provenía del propio general Pinochet, lo llevó en forma inmediata a la oficina del comandante del regimiento. Fue tanta su impresión que no olvidó su texto y como si recién lo leyera le dijo al Juez que, “ordenaba desenterrar todos los cuerpos de prisioneros políticos ejecutados en la jurisdicción del regimiento y hacerlos desaparecer”. El texto del criptograma agregaba que, si se encontraba algún cuerpo tras esa operación de limpieza en la zona, pasarían a retiro los oficiales a cargo de la misión. https://media.elmostrador.cl/2013/09/Retiro-de-televisores.pdf. Consultado el 9 de abril de 2023. Memorial de Chihuío.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy