HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: a 50 años del Golpe de Estado

HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: A 50 años del Golpe de Estado ~162~ el programa Prodesal para el municipio de Quellón, recuerda que “en Chiloé hubo tres parcelaciones que abarcaban 60 familias, 2 asentamientos y un Centro de Reforma Agraria (CERA)”230. El Museo de la Memoria, en la investigación pertinente a la región, agrega que a las víctimas del informe Rettig se deben agregar las calificadas en 2011 y aquellas de la Corporación Nacional de Reparación y Reconciliación de 1996, sumando un total de 202 casos de detenidos desaparecidos o ejecutados políticos, siendo el mundo campesino el más golpeado por esta tragedia231. Otra característica de la represión en esta región es que entre las víctimas, además de dirigentes y campesinos, se cuenta un número significativo de autoridades que fueron ejecutadas o son detenidos desaparecidos, entre ellos el ex diputado Luis Espinoza Villalobos –padre del actual senador Fidel Espinoza-, ejecutado en Frutillar el 2 de diciembre de 1973; el gobernador de La Unión, Santiago Aguilar Duhau, ejecutado al parecer el 19 de septiembre de ese año y detenido desaparecido; el profesor y director subrogante de educación César Ávila Lara, quien fue detenido el 27 de septiembre por carabineros de la tristemente célebre Tercera Comisaría de Rahue. Fue sacado de su celda el 28 de septiembre y hoy es detenido desaparecido. Se suman los regidores de la comuna de Entre Lagos, Jesús Valderas Ángulo, detenido el 16 de septiembre y desaparecido y José Neicul Paisil, detenido por carabineros de la comuna, y el presidente del Centro de Alumnos del liceo de Hombres de Osorno, Reinaldo Rosas Asenjo de 17 años, ejecutado el 13 de septiembre de 1973 por el teniente Gustavo Santibañez Mangelsdorf, cuando estaba en una reunión que fue infiltrada por delatores. Como fue característico de esa zona –tal cual lo relatado respecto de las provincias del Biobío y La Araucanía- son principalmente carabineros y efectivos del Ejército quienes participan en los actos violatorios de derechos humanos, lo que luego se confirma con el paso por la zona de la siniestra comitiva del general Arellano Stark, que es coincidente con la ejecución de los doce de Neltume, los días 3 y 4 de octubre de 1973. Incluso la ejecución del “comandante Pepe”, José Liendo Vera, se retrasa precisamente para que pueda estar en ella presente “el delegado del comandante en jefe del Ejército”, tal como está relatado en el texto de Héctor Araya: “válido es también conocer el testimonio prestado ante la justicia por el capellán del ejército Diego Aldo Muñoz Fuentes, quien ratificó sus dichos extrajudiciales relativos a que el general Arellano estuvo presente en el fusilamiento de José Liendo, que se postergó en espera de su llegada desde Cauquenes”232. 230 Conversación con Héctor Zúñiga, Quellón, 28 de enero de 2023. 231 Museo de la Memoria, Archivos de la Memoria, investigación, catastro y recopilación de patrimonio tangible e intangible sobre los derechos humanos en la región de Los Ríos y Los Lagos, 2014, pág. 9. 232 Héctor Araya Hernández, Las matanzas del complejo maderero y forestal de Panguipulli, autoedición, pág. 139.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy