HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: a 50 años del Golpe de Estado

HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: A 50 años del Golpe de Estado ~149~ detuvieron a Wilfredo: “La gente lo quería mucho, por su disposición al servicio, colaboraba con los asentamientos y comunidades, pero por otra parte estaban los hacendados extranjeros que lo odiaban”224. Según Gaby, su esposo, fallecido en 2010, nunca pudo recuperarse de ese hecho, aunque fue capaz de perdonar. Este es el relato del propio Wilfredo de su vía crucis: “A ti, compañero, te tomaron preso el día de Jueves Santo. A mí el 13 de septiembre. Ese fue el comienzo de mi pasión. Ese día, número indeseable para muchos”. Wilfredo recuerda que ese día luego de misa despidió a un difunto y pidió por los asesinados en Santiago. Recuerda que era un día raro, la gente “copuchaba mucho”, pero casi no salía de sus casas. Cerca de las 15 horas, un auto azul y blanco se estacionó frente a la casa donde residía y de ella bajó un señor con gafas oscuras, que luego se sabría que era Eduardo Díaz de Patria y Libertad y quien, a la solicitud de credenciales de parte del sacerdote, le indicó que solo era cooperador. El personaje en cuestión, le señaló que no tenía por qué preocuparse, solo que debía presentarse en la comisaría de Lautaro. Se puso una casaca y 224 Conversación con Gaby Cárcamo, Temuco, 9 de diciembre de 2022. enseguida, al subir al vehículo supo que era una trampa de cuatro o cinco individuos de Patria y Libertad. En el recorrido alcanzó a escapar a una comisaría donde lo protegieron, pero allí lejos de acabar su calvario recién había comenzado. Luego de hacer unos llamados, “el primero” de la comisaría le señaló que quedaba detenido; mientras, allanaron su residencia. Allí permaneció detenido hasta que les avisaron que lo vendrían a buscar desde Lautaro. Esperaron hasta las 8 de la noche cuando en una camioneta de INDAP –“que ahora servía a la noche y a la maldad”- pasaron a buscarlo. Wilfredo recuerda que en el vehículo había más armas que hombres. El hombre a cargo de la ‘operación’, Mario Ramírez, un civil con uniforme militar, antes de partir le señaló “ahora mandamos nosotros, cura huevón, y vas a ver lo que te va a pasar por andar tomando fundos… Esta noche vas a dormir con la agüita… Y nadie te va a defender”. Cerca de las tres de la mañana a orillas de un canal vino el final: “Un buen samaritano, un milico, me bajó suavemente y apoyándome, me ayudó a andar porque eran unas piedras grandes de huevillo, solo unos pocos metros… Y luego rápidamente Nosotros hemos estado toda la vida en situación de guerra, creo yo, desde que llegó el huinca acá, porque nos impusieron, se impusieron por la fuerza. Nos quitaron las tierras, nos empobrecieron, perdimos toda identidad, perdimos idioma, valores, perdimos nuestra filosofía de vida, nuestra religiosidad, el respeto a nuestra identidad. Testigo mapuche, NN de 69 años.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy