HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: a 50 años del Golpe de Estado

HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: A 50 años del Golpe de Estado ~118~ Según ese mismo informe, en Concepción los afectados y víctimas fueron personas con militancias políticas definidas, en cambio en Ñuble y Biobío la represión fue distinta dado los conflictos que hubo por la propiedad de la tierra, lo que explica que la mayor parte de los mártires fueron campesinos u obreros agrícolas, así como funcionarios de los servicios públicos vinculados al agro. El mismo informe Rettig, tomo I, reafirma lo anterior: “Resulta importante señalar que en algunas comunas o localidades como Santa Bárbara, Quilaco, Quilleco, Mulchén, hubo una activa participación de civiles organizados en los hechos de violación de los derechos humanos. Los conflictos sociales provocados por el proceso de reforma agraria habían llevado a la formación de grupos de extrema derecha y de agricultores que luego de depuesto el régimen de la Unidad Popular, participaron en hechos de represión. Esta Comisión recibió testimonios múltiples y concordantes de que, en general, éstos actuaron en cooperación con las Fuerzas Armadas, interviniendo directamente en la represión. En otras ocasiones, denunciaron a los que luego fueron detenidos o muertos; actuaron 168 Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, Vol. I. op. cit, pág.314 en forma autónoma, con conocimiento de la autoridad, en detenciones de personas que posteriormente desaparecieron; y participaron en interrogatorios y aplicación de torturas a detenidos en recintos militares”168. Este es el relato de Marina Rubilar sobre ese acontecimiento, hija de una de las víctimas de Mulchén, don José Rubilar Gutiérrez, trabajador de Conaf, para quien el golpe, como en muchas otras zonas rurales, llegó más tarde: “Yo lo que recuerdo ese día 6 de octubre de 1973, era un día que estaba lloviendo, a esa hora de las 2 de la tarde aproximadamente. Nosotros vivíamos a orillas del Renaico en una parte plana…. Cuando vemos que en el camino público había muchos militares a caballo y otros caminando, de ahí descendieron dos carabineros a nuestra casa preguntando por mi padre y mi papá se encontraba en esa casa humilde que nosotros teníamos. Estaba almorzando, y tengo el recuerdo porque nosotros estábamos en el patio, afuera de la casa, y al ver esta situación extraña nos llamó la atención y con mayor razón salimos a ver. Luego bajan y detienen El 11 representó la destrucción de mi familia… Para mí es súper difícil el tema porque nosotros no nos reconocemos como familia, en el sentido que mis hermanos no reconocen a mi mamá, nosotros como hermanos nos cuesta mucho reconocernos porque nos criamos todos separados. Marina Rubilar, hija de una víctima de Mulchén.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy