HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: a 50 años del Golpe de Estado

HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: A 50 años del Golpe de Estado ~67~ Hacia el día 13 de septiembre, el control de las Fuerzas Armadas y Carabineros en la región es completo, produciéndose una paulatina normalización de las actividades comerciales, industriales, bancarias, estudiantiles y de la administración del Estado, que a fines de ese mes es total. Así lo constataban las mismas autoridades militares, a sólo 72 horas de producida la intervención castrense. Estado situación del país N° 4, 14 de septiembre de 1973, Ministerio de Defensa, Junta Militar de Gobierno. Respecto de las ramas de las Fuerzas Armadas y de Orden que participan activamente de violaciones a derechos humanos, el informe Rettig distingue en la región nítidamente a Carabineros y el Ejército, incluso con efectivos traídos desde otros lugares, y en menor medida la Aviación. Se hace hincapié en que la participación de la policía de Investigaciones es mínima. El informe agrega un dato relevante: “En Paine y aisladamente en otros puntos de la Región, tiene importancia la participación de civiles, ya sea en acciones de delación de personas, o directamente en las aprehensiones, como sucede en la localidad de Paine, donde personal militar, de carabineros y vecinos de la zona intervienen en masivas detenciones de campesinos del lugar”103. Como ha sido el tenor de esta investigación, nos concentraremos en las víctimas vinculadas al campo y cómo vivieron ese día 11. Jacques Chonchol, ex ministro de Agricultura de Allende y personaje clave en el proceso de transformaciones radicales del campo chileno, recuerda que vivió así el 11: “en el momento del Golpe yo debería haber estado fuera de Chile. Llegué dos días antes porque, en representación del CEREN había sido invitado a un congreso internacional de antropología que tuvo lugar en Chicago, en agosto del 73’, y que duró cerca de tres semanas, pero yo solo estuve dos. Estaba inquieto por lo que pasaba en Chile entonces decidí volver… llegué a Santiago el 10 de septiembre con un resfrío terrible… Entonces llegué prácticamente a acostarme a mi casa… El día 11 había pensado ir al CEREN, pero como estaba muy mal dije ‘mejor me quedo en la casa’, y el día 11 en la mañana muy temprano me llama un amigo para decirme ‘mira se está produciendo esto. Los marinos vienen de Valparaíso. Están a la altura de Colina… y hay que hacer lo que se había previsto. El acuerdo que teníamos en la Izquierda Cristiana era que, si había amenaza de golpe, había que dirigirse a un 103 Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, Volumen I, op. cit., pág. 111.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy