HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: a 50 años del Golpe de Estado

HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: A 50 años del Golpe de Estado ~62~ 13. Eduardo Acevedo Cisternas, 30 años, casado, sin militancia, pescador artesanal, detenido por carabineros cuando conducía el vehículo que conducía junto a otras dos personas, el 31 de mayo de 1986 al aproximarse un convoy de la armada en sentido contrario. Al bajarse, la patrulla naval que custodiaban el convoy le disparó a quemarropa. Ejecutado. El 11 de septiembre, en los campos de Aconcagua, “todo había terminado; no solo el experimento socialista de la Unidad Popular, sino también el compromiso, comenzado una década antes bajo el gobierno democratacristiano, de capacitar a los campesinos, poniendo fin con ello, a la Reforma Agraria”95. En ese mismo valle, “la gran mayoría de los campesinos perdió el acceso a la tierra, volviéndose dependientes de trabajos asalariados temporales muy mal remunerados. Hacia fines de 1970, la relación entre trabajos agrícolas de temporada y permanentes era de cinco a uno, y el desempleo rondaba entre un 20 y un 30%”96. Según el informe Rettig “la Comisión conoció 41 casos de graves violaciones a los derechos humanos con resultado de muerte o desaparición de detenidos, que comprometen la responsabilidad del Estado, por la actuación de sus agentes”97. En tanto, el Archivo de la Memoria, correspondiente a la región de Valparaíso, además de lo señalado por la Corporación Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR, 1996), agrega el de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura (CNPPT 2011), y establece “un total de 163 víctimas, de las cuales 127 fueron ejecutadas y 36 califican como desaparecidas”98, varios de ellos vinculados al campo como hemos tenido la oportunidad de comprobarlo en esta investigación. Del total de víctimas, trece tenían vínculos con el agro y las funciones del Ministerio de Agricultura, que, a través de SAG, por aquel tiempo también tenía a cargo una división de pesca, de allí que incluyamos a los cuatro estibadores y un pescador; dos eran obreros agrícolas y un campesino; dos eran agricultores; y tres funcionarios de agencias directas del MINAGRI: dos de CORA y Pablo Gac, quien se desempeñaba como oficial administrativo de INDAP. Una vez concretado el golpe en la región los operativos para tomar detenidos fueron ejecutados por personal de la Armada o Carabineros, empleando como centros de detención las instalaciones militares, los regimientos Tejas Verdes en San Antonio o el regimiento Yungay en San Felipe. Se debe recordar, además, que la Armada utilizó tanto la Academia de Guerra, como el cuartel Silva Palma y el buque escuela 95 Heidi Tinsman, La tierra para el que la trabaja, op. cit, pág. 302 96 Id., pág. 303. 97 Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, Volumen I, op. cit. pág. 278. 98 Museo de la Memoria, Archivos de la memoria en Chile, región de Valparaíso, 2020, pág. 14.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy