HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: a 50 años del Golpe de Estado

HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: A 50 años del Golpe de Estado ~44~ Sergio Araya, hermano del ejecutado político José Eduardo Araya González, tiene el siguiente recuerdo del 11: “por ese tiempo yo quise independizarme y me había salido de la cooperativa, habíamos empezado una mediería aquí en Santa Rosa. Ese día lo trabajé y cuando regresé a casa por la tarde en las noticias que daban por radio me enteré de que había un golpe y que habían matado al presidente y se escuchaban los bandos militares para que la gente se presentase. Nadie creía que este era un golpe de estado. Un conocido se arrancó y se salvó. Los demás de Salamanca decían para qué vamos a arrancarnos si no hemos hecho nada. Estaba recién casado y si me arrancaba tenía que irme con mi señora. En esa meditación estuve hasta que me tomaron preso el 2 de octubre. Para mí en lo personal el golpe fue el más grande desastre nunca imaginado. Fue la página negra de la historia de Chile con miles de muertos y familias destruidas, perdí mi libertad, preso. Y llorando el asesinato de mi hermano”57. María Aguirre, de la comunidad campesina de Punitaqui, recuerda que “estudiaba en la escuela técnica de La Serena. La balacera corría, tuvimos que salir por una puerta de emergencia del comedor por el parque Coll. La balacera era intensa en el liceo por el regimiento de La Serena. Después volvimos al internado y recuerdo que las comidas eran pura salmuera. El regimiento se hizo cargo del liceo. Todo era miedo”58. José Tello, ex presidente de una federación campesina, rememora así ese día: “nosotros estábamos trabajando en un centro de producción en Villaseca, Luis Emilio Recabarren. Ese día la directiva nos reunió a todos y escuchamos radio Magallanes. El 12 de septiembre nos quedamos en casa y ya había militares. Como a la semana se llevan al representante legal, Leonardo Soto a quien no vimos más. Nos tuvieron meses sin sueldo, nos hicieron trabajar hasta los domingos si no, eras detenido. Fuimos duramente golpeados por la dictadura. Teníamos un sindicato, Norte Chico, cuyo presidente Gabriel Vergara Núñez fue fusilado en La Serena. Ahí estaba también el doctor Jordan, asesinado. El resto salió al exilio, otros que fueron detenidos, luego por la presión internacional salieron del país”59. Domingo Cortés, quien a los 15 años se hizo cargo de la Junta de Abastecimiento y Precios ( JAP) de su comunidad de Los Olivos ya que nadie quería hacerlo, indica que respecto del golpe “lo supe como a las 10.00 AM por la radio. Recuerdo que estábamos limpiando una zanja cuando nos enteramos y había viejitos que lloraban… las primeras noticias que llegan allá es que los militares estaban con nosotros y que no tuviéramos miedo. Pasó septiembre y en octubre nos citan a todos para hacer un plan sobre cómo seguir trabajando. Nos hicieron un asado, había una liebre, llegan los militares, sacan entre 17 a 20 personas y cambió el trato totalmente. Ya no 57 Conversación con Sergio Araya, Salamanca, 25 de febrero de 2023. 58 Conversación con María Aguirre, Punitaqui, 14 de febrero de 2023. 59 Conversación con José Tello, Punitaqui, 14 de febrero de 2023.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy