HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: a 50 años del Golpe de Estado

HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: A 50 años del Golpe de Estado ~174~ 48. Carlos Zapata Águila, 28 años, campesino, presidente comunal del Partido Socialista de San Pablo. Fue detenido el mismo 17 de septiembre ante testigos, cuando llegaba a la casa patronal del Fundo Santa Margarita. 49. Arturo Chacón Salgado, 40 años, agricultor, dirigente del Sindicato Unión Campesina y militante socialista. Se presentó voluntariamente a dicha unidad policial el 17 de septiembre, luego que efectivos de Carabineros habían concurrido hasta su domicilio a buscarlo, cuando él no estaba. Los cuatro son detenidos desaparecidos. El martes 18 de septiembre de 1973, cuatro personas fueron ejecutadas en el puente colgante sobre el río Pilmaiquén; hasta esa fecha, permanecían detenidas en la unidad de Carabineros de Entre Lagos. 50. Joel Fierro Inostroza, 50 años, obrero maderero, ex regidor de Entre Lagos, socialista. Detenido desaparecido. 51. Luis Aros Huichacán, 23 años, obrero agrícola. Desaparecido. 52. José Neicul Paisil, 45 años, casado, 4 hijos, obrero agrícola, ex regidor, militante comunista. Fue detenido en su domicilio de la comuna de Entre Lagos el domingo 16 de septiembre por efectivos de carabineros que se movilizaban en una camioneta de CORA y un furgón del SAG. Detenido desaparecido. Estas personas fueron ejecutadas junto a la alcaldesa, Blanca Valderas, quien logró salvarse milagrosamente. En el informe Rettig se consigna que “alrededor de la 00:10 horas del día 18 de septiembre de 1973, todos fueron sacados de los calabozos hacia la calle, donde se encontraron con una fila de individuos vestidos de civil, de negro, con máscaras de vampiro cubriéndoles los rostros. Los Todos fueron sacados de los calabozos hacia la calle, donde se encontraron con una fila de individuos vestidos de civil, de negro, con máscaras de vampiro cubriéndoles los rostros. Los detenidos fueron subidos a un vehículo de propiedad de un civil de la zona y conducidos hacia el río Pilmaiquén, cerca de Osorno. En ese lugar, los hicieron bajar del furgón y entrar al puente, primero la alcaldesa y tras ella, los otros cuatro. Allí, los cinco, arrodillados y mirando hacia el río, fueron ejecutados cada uno por un individuo que se ubicó detrás de cada cual y cayeron a las aguas. Informe Rettig.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy