HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: a 50 años del Golpe de Estado

HISTORIAS, MEMORIA RURAL Y FUTURO: A 50 años del Golpe de Estado ~134~ Mario Jara Jara, 21 años, ayudante mueblista. -Jorge Lamana Abarzúa, 27 años, empleado de la CMPC, militante del Mapu, director del sindicato industrial de la CMPC. Alfonso Macaya Barrales, 32 años, comerciante y militante del PC. Heraldo Muñoz Muñoz, 27 años, empleado de La CMPC, militante del PS y director de la JAP local. Wuilzon Muñoz Rodriguez, 26 años, empleado de la CMPC. Federico Riquelme Concha, 38 años, empleado de la empresa Cóndor. Oscar Sanhueza Ortiz, 23 años, profesor de enseñanza básica. Luis Ulloa Valenzuela, 51 años, obrero y militante del PC. Raúl Urra Parada, 23 años, empleado de la CMPC, militante PC, delegado sindical y bombero. Juan de Dios Villarroel Espinoza, 34 años, obrero, militante del PC y dirigente sindical. Jorge Zorrilla Rubio, 25 años, obrero-minero en Argentina que estaba de vacaciones en Chile. La nómina la componían seis trabajadores de la CMPC, tres obreros, dos trabajadores de Ferrocarriles del Estado, dos estudiantes, dos docentes, un comerciante, contratista, ayudante mueblista y un empleado de la empresa Cóndor. Si bien no laboraban directamente en alguna faena agrícola, sí tenían una relación con la ruralidad. En la publicación A la sombra de los cuervos de Javier Rebolledo, se señala que en el caso de los trabajadores de la CMPC algunos fueron detenidos por carabineros quienes habían pernoctado al interior de la propiedad de la empresa, alimentados en el casino institucional, donde además se les proporcionó bebidas alcohólicas. Habrían sido trasladados la madrugada del martes 18 de septiembre al regimiento de Los Ángeles, lugar al que nunca llegaron. El jueves 11 de octubre de 1973, sus cuerpos fueron encontrados en una fosa de arena en el fundo San Juan, ubicado en el camino entre Laja y Yumbel. Sus restos fueron inhumados en el cementerio de Yumbel donde permanecieron hasta 1979. En ese mismo fundo, en el contexto de las investigaciones por este caso, en 1979 se encontraron restos de Luis Sáez Espinoza, 37 años, también empleado de La CMPC, militante del Mapu y dirigente sindical.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy