NUESTRA TIERRA N°80 | SEPTIEMBRE 2021

1 El diario deL MUNDO RURAL N.80 SEPTIEMBRE 2021 JOVEN MATRIMONIO CREÓ GRANJA FAMILIAR EN PIRQUE PARA PRODUCIR QUESOS ARTESANALES EN ESTA EDICIÓN: PÁG. 3 PÁG. 4 RIEGO COVID-19 AUTORIDADES LLAMAN A REFORZAR MEDIDAS DE AUTOCUIDADO PARA NO RETROCEDER EN LA PANDEMIA CNR ANUNCIA SEGUNDO CONCURSO NACIONAL DE TECNIFICACIÓN Y OBRAS CIVILES INDAP POR SEQUÍA EDICIÓN, DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN Fundación de Comunicaciones, Capacitación y Cultura del Agro, FUCOA. CONTACTO: diarionuestratierra@fucoa.cl Teatinos 40, Santiago. Distribución nacional gratuita. www.fucoa.cl www.minagri.gob.cl CAMILA REBOLLEDO Y DIEGO DOMÍNGUEZ (CREMERÍA FAMILIAR MELK) OFRECEN: QUESOS ARTESANALES GOURMET TELÉFONO: +56985486701 INSTAGRAM: @MELK.CREMERIA FACEBOOK: CREMERÍA FAMILIAR MELK 3 años produciendo quesos artesanales llevan Camila Rebolledo (29) y Diego Domínguez (29), un matrimonio de jóvenes veterinarios que fueron compañeros de curso en la Universidad de Chile y que crearon Cremería Familiar Melk , negocio emplazado en un terreno familiar de 3 hectáreas en el sector La Nogalada de la comuna de Pirque, Región Metropolitana, donde se instalaron a vivir de manera autosustentable junto a su pequeño hijo Bruno (2). Amantes de los animales y del campo desde siempre, ambos comenzaron trabajando con caballos en diferentes haras y luego en una granja del Cajón del Maipo. Durante un viaje que realizaron como mochileros en Europa, quedaron deslumbrados con las variedades de quesos que había en países como Bélgica y llegaron con la firme idea de incursionar en este rubro, dada la calidad de la leche nacional. “A esto se sumó el hecho de que tanto la familia de Diego –su padre produce alfalfa– como nosotros tenemos la filosofía de cultivar nuestros propios alimentos y tener huerto, animales y colmenas para ser autosuficientes” , cuenta Camila. Fue así como, mientras producían y vendían lechugas y tomates cherry, Diego realizó un curso de quesería en la Escuela de Oficios en Providencia y le comenzó a transmitir todo lo que aprendía a Camila, al mismo tiempo que investigaban en libros e internet. En 2018 comenzaron a elaborar sus primeros quesos con leche que compraban en la zona y a fines de ese año adquirieron su primera vaca, la Jacinta. Actualmente cuentan con un plantel de 8 vacas (2 en ordeña, otras 2 próximas a parir y las demás, crías) y trabajan junto al hermano de Diego, Lucas. “Con la producción lechera y los quesos encontramos la forma de conjugar nuestros 2 principales intereses, que son estar con animales y poder vivir del campo” , dice Camila. En 2019 se incorporaron al Programa de Desarrollo Local (Prodesal) de INDAP, donde han recibido asesoría técnica, apoyo en comercialización a través de los Mercados Campesinos y en octubre de 2020, una ordeñadora que les ha permitido mejorar sus tiempos de trabajo. “Antes ordeñábamos 2 vacas en 1 hora y quedábamos con los dedos para la embarrada; ahora lo hacemos en apenas 5 minutos y nos demoramos más en lavar la máquina” , cuenta la joven productora. Su emprendimiento nació formalmente en 2020 y les permite vender 3 variedades de quesos: Nimbus, de pasta blanda y madurado en cenizas de nogal; Undam, un gran camembert de 250 gramos, y Ligno, madurado por 3 a 7 meses, de consistencia seca, dura y granulada, especial para rallar y gratinar. Su producción es de 120 quesos semanales. Un aspecto fundamental del negocio, dice Camila, ha sido incorporar en forma gradual prácticas amigables con el medio ambiente. Así es como reutilizan el agua para enfriar la leche; intercambian quesos por cebada con 2 cervecerías de la zona (La Vaquita Echá y Tubinger) para alimentar a sus vacas, junto con la alfalfa del predio y forraje verde hidropónico que están empezando a producir; ocupan el guano para sus frutales y el huerto; y reparten sus productos ellos mismos en las comunas del sector oriente de la Región Metropolitana: Pirque, Puente Alto, La Florida, Peñalolén, Ñuñoa, Providencia, La Reina, Las Condes y Vitacura. Sus planes son crecer lentamente hasta un límite de 10 vacas, crear nuevas variedades de quesos, ser cada vez “más ultra mega verdes” y hacer talleres para que nazcan otras cremerías familiares en el país, para el abastecimiento de sus comunidades.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjA1NTIy